El panameño Mariano Rivera y el puertorriqueño Edgar Martínez ingresaron al Salón de la Fama de las Grandes Ligas del Béisbol, en una ceremonia en Cooperstown, Nueva York. Por primera vez en la historia, dos peloteros latinoamericanos fueron homenajeados el mismo día.

 

Llegó el día para que la historia del deporte mundial tenga una nueva página con las letras grandes de Panamá: Mariano Rivera fue exaltado este domingo 21 de julio a l Salón de la Fama del béisbol de las Grandes Ligas, en la ciudad estadounidense de Cooperstown.

Le correspondió al exlanzador Andy Pettitte, hacer la presentación en video de Rivera, con quien compartió en la organización de los Yankees.

En su discurso, Rivera agradeció a toda su familia por el apoyo recibido durante toda su carrera, en el que tuvo que sacrificar momentos imporantes.

«Gracias a todo el pueblo de Puerto Caimito que me escucha, a todos que me ven por televisión, la radio; gracias, son especiales para mí», afirmó Rivera. «A todo el pueblo panameño, a todo el fanático latinoamericano esto es de ustedes», expresó Rivera.

«Gracias por permitirme crecer en esa República hermosa, a mi gente de Puerto Caimito, a mi familia que tengo allá; gracias porque me enseñaron a vivir los valores, A mis padres, por estar aquí, por cuidarme y amarme».

Los organizadores del Salón de la Fama, informaron que cerca de 55 mil personas asistieron a este evento.

Cuando el lanzador panameño se retiró en 2013, se daba por hecho que sería seleccionado para formar parte de los inmortales. Sin embargo, esta predicción rompió los parámetros al ser escogido de forma unánime con los 100% de los votos de la prensa especializada.

El diestro de Puerto Caimito se retiró como líder en juegos salvados con 652, tras 19 temporadas en las Mayores, todas con el uniforme de los Yankees de Nueva York. Ganó cinco anillos de la Serie Mundial y participó en 13 Juegos de las Estrellas.

Desde el viernes la actividades en Cooperstown, previas a la ceremonia estelar, tienen al chorrerano de 49 años de edad como el centro de atracción de este histórico momento.