Este 28 de noviembre, como cada año, se conmemora la proclamación de la independencia de Panamá, y todo el mes de noviembre es el mejor momento para celebrar nuestra historia y los elementos que la conforman: la cultura, la música, y por supuesto, la gastronomía. Para el extranjero que visita Panamá, es una temporada magnífica para conectarse y conocer el país, y para el local, tiempo de disfrutar las cosas que hacen de éste un país especial. Hoy queremos hacer un recorrido por los platillos que podemos probar para celebrar la cultura panameña:

Sancocho

El sancocho panameño es, sin duda, uno de los platos más representativos e icónicos de la gastronomía del país. Es un guiso de carne -preparado con gallina de patio- que se prepara con orégano, culantro, cebolla y ajo, y se sirve a modo de sopa acompañado con ñame y arroz.

Picadillo

Además de ser una célebre canción de Toby Muñoz, el picadillo es uno de los platos más típicos de las ferias y fondas, y se elabora con diferentes tipos de carne, como bofe o chorizo, condimentado con ajo, sal, pimentón y aceite, aunque el platillo acepta diferentes variaciones según el gusto de quien lo prepara, así como la incorporación de variaciones creativas.

Chicheme

El chicheme es una bebida fermentada, similar a una crema o atole, elaborada con maíz y leche y a la que se añade sabor mediante diversas especias e ingredientes  como canela, vainilla, clavo o chocolate, y que se puede consumir fría o caliente dependiendo de la ocasión.

Empanadas

Como sabemos, cada país de América Latina (y podría decirse que del mundo) tiene su propia versión de las empanadas. En Panamá, pueden hacerse de harina de maíz o de trigo, y se pueden encontrar rellenas de carne, pollo y queso, por lo general fritas. En la ciudad de Colón podemos encontrarlas también rellenas con puré de plátano, y se pueden consumir como acompañante, como desayuno, entremés, por una ocasión festiva o, en realidad, en cualquier momento de la vida.

Tamales

En Panamá, el tamal se elabora con masa de maíz, que se mezcla con pasas y caldo, se rellena con carne de cerdo o de gallina, y se envuelve con hojas de plátano. De todas estas deliciosas preparaciones, probablemente el tamal panameño sea la más elaborada, pero vale la pena prepararla para tener la oportunidad de disfrutar su sabor.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que es posible ahorrarse el tiempo y pedirla a domicilio de lugares como Niko’s Café, al igual que platos como el sancocho, y disfrutarla directamente en casa como si la hubiéramos preparado nosotros, pero sin el trabajo.

Independientemente de que preparemos los platos en casa, los pidamos a domicilio o los probemos en un restaurante, feria o fonda, noviembre es la gran ocasión para que no se nos quede ningún platillo típico panameño sin conocer, y quizá también de aprender a bailar el punto y lucirnos un poco.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Marked fields are required.