Coclé lo tiene Todo! Montañas, ríos, playas, aventura y romance lo que puedas imaginar lo encuentras en esta mágica provincia panameña.

 

 

1.- Una visita mágica casi que a un cuento de hadas en el BUTTERFLY HAVEN:

En el Valle de Antón y casi en el mismo centro del pueblo se encuentra el Mariposario Butterfly Haven, un lugar lleno de vida, hermoso, con gente muy amable y dispuestas a enseñarnos sobre las mariposas. El Mariposario cuenta con 3 salas. Una donde vuelan las mariposas, otra donde están las orugas y crisálidas (capullos) y una donde se proyecta un video.

2.- Aventura a la India Dormida

A 45 minutos desde la Ciudad encuentras el Valle de Antón, donde debes unirte a la gran aventura de subir a la cima del cerro de “la India Dormida”, una hermosa montaña con la forma de una mujer acostada y que ha inspirado a grandes poetas y escritores a escribir una historia fascinante que encanta a grandes y chicos que la escuchan.

3.- El Valle de Antón:

Debido a su elevación alrededor de 600 msnm tiene un clima menos cálido que en las tierras costeras. Las atracciones naturales cerca del El Valle incluyen la cascada El Macho, un grupo de pequeñas piscinas termales, un jardín zoológico llamado “El Nispero” que incluye unas colecciones de anfibios anuros . El área alrededor de la ciudad también se conoce por ser uno de los hábitats de la rana dorada panameña, especies endémicas en peligro de extinción. Algunos de los bosques alrededor de la ciudad son áreas protegidas.

El Valle también es conocido como el lugar de la India Dormida, nombre dado a la forma de una montaña, porque presenta la forma de la figura de una mujer acostada boca arriba y algunos escritores lo consideran como un Santuario para la meditación.

A 45 minutos desde la Ciudad llegamos al Valle de Antón, donde te invitamos a unirte a la gran aventura de subir a la cima del cerro de “la India Dormida”, una hermosa montaña con la forma de una mujer acostada y que ha inspirado a grandes poetas y escritores a escribir una historia fascinante que encanta a grandes y chicos que la escuchan.

4.- Playa Santa Clara:

Ubicada a lo largo de la costa del Pacífico en Panamá Central, Playa Santa Clara es una maravilla de arena blanca que es la favorita tanto para locales como para turistas. La playa se extiende por kilómetros sin interrupción, bordeando un océano muy tranquilo, perfecto para nadar o simplemente disfrutar del mar.

5.- Vive una experiencia relajante en los pozos termales:

e van de 34 a 38 grados centígrados aproximadamente, y que son de distintos tamaños. La composición química del agua de dichos pozos nos dice que existe una alta concentración de sodio (Na) y bicarbonatos (HCO3), en su mayoría, seguida de otros componentes químicos como el potasio (K), calcio (Ca), magnesio (Mg), sulfatos (SO2), cloruros (Cl), boro (B), flúor (F), un pH de 6.3 y una temperatura promedio de 36º centígrados. Esta composición fue analizada por el personal técnico de ETESA.

Entre otras facilidades se encuentran la gran piscina, la sección de baños de lodo, vestidores, bancas para conversar, pequeños ranchos acondicionados con bancas, área de juegos para niños, atractivos puentecitos que le dan al visitante una sensación agradable al pasar de un ambiente a otro. Por otro lado, podemos encontrar atracciones de tipo natural como lo es la flora, pues encontramos interesantes especies como: la oreja de elefante; el papiro, especie que se encuentra también en las riberas del Río Nilo en Egipto y con la cual se confeccionaba el papel papiro. También encontramos bambú, plantas decorativas, y una variedad de flores que alegran el ambiente.

6.- Los Chorros de Ola:

A apenas 20 minutos de la panamericana encontrarás los imponentes Chorros de Olá. Uno de los sitios más representativos de la comarca, con majestuosa caída de agua cristalina, que se puede vislumbrar desde la carretera interamericana. Visitar este chorro es vivir una experiencia inolvidable. La cascada es inmensa, el paisaje es increíble y se pueden ver fácilmente los diferentes tonos de verde pintados en el agua. Si te aventuras aún más, encontrarás una cueva detrás de la cascada, a unos 25 metros de la base, donde podrás apreciar el paisaje increíble.

7.-   Zoológico y Jardín Botánico El Níspero:

Este jardín botánico y zoológico de casi siete acres que lleva por nombre “El Níspero, Panamá” comenzó como un vivero de propiedad privada, para el cual el propietario comenzó gradualmente a recolectar animales y aves. Otras personas también donaron animales, y el más famoso perteneció al dictador Manuel Noriega.

Con el tiempo, el sitio se convirtió en un zoológico público, que ahora cuenta con animales de todo el mundo, algunos incluso de lugares tan lejanos como Madagascar.

Entre los animales endémicos están los capuchinos y monos araña, ocelotes, tucanes, jaguares, guacamayos y perezosos. Este es también uno de los mejores lugares para ver la sorprendente rana dorada, nativa de Panamá, en peligro de extinción, también conocida como la rana dorada.

 

 

 

 

 

 

Leave a Comment

Your email address will not be published. Marked fields are required.